enero 26, 2006

A veces juego a ser albañil
con cada suspiro levanto muros
construyo un mundo místico
donde la soledad agoniza
el hambre se desvanece con la claridad de tus ojos
y la tristeza es un invento para llenar el vacío inevitable.

Pero al final de este juego
lo inevitable toma color
ese color
que se puede leer hasta en la muerte
lleva tu nombre.

5 Comments:

Blogger Tristán Estar said...

The End

1:50 a. m.  
Blogger Sam said...

Me gusto este poema...saludos

7:09 p. m.  
Blogger Raquel Olvera said...

me gustaron las paredes de suspiros

8:12 p. m.  
Blogger Silencio V_2.0 Release 3 said...

Ese color, lo dificil es llegar a él. Inevitable claro, pero dificil, porque siempre lleva algo, un nombre, un rostro un suspiro perdido.

Salud

12:43 a. m.  
Blogger citoyen said...

Por fortuna hay una puerta para salir y entrar.

7:49 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home